¿Cómo se resuelven los problemas de genética?.

Problemas resueltos
 
Colección de problemas

De la manera más fácil, por supuesto; esta parte de la Genética desconcierta mucho a los estudiantes pues para vosotros (inclúyete tú también) Biología y Genética no tienen nada que ver con problemas matemáticos, lo cual es un tremendo error, ya que las Ciencias Biológicas se apoyan en las leyes de la Física y la Química, que tienen una fuerte base matemática; así mismo al trabajar con poblaciones de organismos, la Microbiología, la Genética, y sobre todo la Ecología hacen uso de la Estadística, una ciencia matemática también.

Páremonos pues unos momentos y asumamos que si estamos ante un ejercicio de carácter lógico-matemático hemos de resolver el problema usando los mismos pasos que seguiríamos en aquél caso.

Antes de nada, relájate, los nervios son malos compañeros para hacer problemas (sobre todo si estás en un examen). De igual manera nunca te subestimes pensando que eres incapaz de hacerlo pues ese pensamiento bloquea tu capacidad de razonamiento.

  1. Leamos detenidamente el enunciado: Es fundamental que comprendamos absolutamente el enunciado, por lo que no nos debe quedar ninguna palabra del mismo sin significado. Si no entiendes alguna palabra consúltala con tu libro o con tus apuntes, incluso puedes preguntar al profesor si es posible en ese momento. Debe quedarte claro de igual manera qué es lo que se te pide que calcules.
  2. Extraigamos los datos del enunciado y pasémoslos esquemáticamente a nuestro papel: Es fundamental que obtengamos los datos del enunciado, separando lo accesorio (algunos enunciados de genética pueden ser especialmente engorrosos). Recuerda que prácticamente en todos los problemas todos los datos son esenciales para su resolución, por lo que no debe sobrar ninguno (es extremadamente raro que se incluya un dato que no sirve para nada en el enunciado de un problema de genética, pero no hay que descartarlo totalmente). Coloca de manera esquemática y clara los datos sobre el papel, si quieres saber si están bien extraídos debes recomponer básicamente el enunciado leyendo el esquema de los datos.
  3. ¿De qué va el problema?. Para resolver esta fundamental pregunta debemos a su vez plantearnos varias cuestiones:
  1. No te precipites: Nunca des nada por supuesto, parte siempre de los datos precisos que te da el enunciado.
  2. Resolución: Ahora sólo resta trabajar con nuestros datos.